10 Consejos para combatir el sueño

mal-dormir-y-OB

¿Has dormido mal, o has pasado una mala noche y te sientes cansado? Pues hoy te traigo 10 consejos para que pese a la falta de sueño comiences el día con vitalidad y te actives rápidamente con estos “trucos”, así que vamos a ellos.

1. No retrases más tu despertador

Tú al igual que todos, hemos retrasado alguna vez el despertador, apurando unos cuantos minutos de sueño, pero siempre acabamos llegando tarde y corriendo a todos lados. Y es que merece la pena levantarse e ir con calma, que apurar 9 minutos de sueños que te van a salir muy caros, haciendo que tu nivel de estrés aumente.

2. Deja que entren los rayos de sol

Lo primero que debes de hacer al levantarte es subir todas las persianas, y dejar entrar la luz del sol en toda tu casa para beneficiarte de la luz del sol y de la melanina que produce en tu cuerpo, una hormona que te ayudará a sentirte más despierto.

3. Una buena y helada ducha

Está claro que estamos en invierno, y que ducharse con agua fría pues cuesta y no es que agrade mucho. Por eso lo mejor que podemos hacer es después de una ducha normal pues acabar bajando la temperatura del agua y aguantando 30 segundos, tiempo suficiente para que fluya mejor la sangre y se activen nuestros músculos ya que la circulación sanguínea aumenta con las bajas temperaturas en forma de defensa.

4. Comienza el día haciendo ejercicio

Sé que muchos vamos apretados de tiempo, o que no tenemos muchas ganas de realizar ejercicio de buena mañana, pero con tan sólo unas series de sentadillas, flexiones o abdominales en casa, o salir a correr 10 o 15 minutos serán suficientes para que todos nuestros músculos “se despierten”, y estemos más activos y con más vitalidad durante el resto del día. Además el realizar algo de ejercicio de buena mañana mejorara nuestra atención durante las 5 horas siguientes.

5. Una taza de café caliente

Está demostrado que aparte de la cafeína que nos activará, el café también tiene diferentes beneficios psicológicos, entre los que se demuestra que una buena taza de café caliente libera hormonas como la dopamina y la serotonina, las cuales son responsables de aliviar nuestro estado de ánimo y producir endorfinas de felicidad.

6. Agua, agua y más agua

Todos sabemos que mantenerse hidratados es una de las cosas más importantes, pero este punto es todavía más importante el día que no hemos dormido bien. Por ello es recomendable, antes de desayunar tratar de beber mínimo 2 vasos de agua, e ir bebiendo agua durante todo el día para mantenernos hidratados y despiertos, además si el agua es fría mucho mejor ya que al igual que pasa en la ducha, la baja temperatura del agua nos mantendrá más despiertos, activando más nuestro metabolismo.

7. Controla lo que pones en tu plato para desayunar

Es normal que los días en los que has dormido poco, lo primero que te apetezca al levantarte sea algún alimento rico en azúcar y grasas como bollería industrial. Pero es una solución momentánea que sólo te perjudicará, porque además de que te descuadrará las calorías diarias, te pegará un bajón 1 hora después de su ingesta, ya que cuando se consumen alimentos procesados ricos en azúcar y grasas se produce una subida de azúcar rápido que cuando llegue a su pico bajará de forma desastrosa provocándonos una sensación de bajón y cansancio y provocandonos más ganas de alimentos azucarados, entrando en una espiral diaria de comer demasiadas calorías provenientes de alimentos procesados y sin buenos macronutrientes. Por lo tanto, elige alimentos que contengan proteínas, hidratos y grasas sanas, y añade una pieza de fruta para combatir esa ansiedad de azúcar. Por lo tanto un desayuno con por ejemplo, unas tostadas de pan, con unas lonchas de pechuga de pollo en fiambre o jamón serrano, y un puñado de frutos secos junto a una pieza de fruta o a un zumo natural más un café será uno de los desayunos perfectos (entre muchas opciones posibles) para comenzar el día.

8. Haz hueco para la música en tus mañanas

Si no has dormido bien y te sientes cansado que mejor que comenzar el día con algo de música, así que elige canciones que te gusten, que te animen y que tengan ritmo para ponerlas de fondo mientras desayunas, te duchas, o te arreglas a primeras horas del día. Será un remedio perfecto para activarte y comenzar el día con fuerza y energía.

9. Camina y mantente activo

Después de comer comenzarás a notar el cansancio y te pasará factura la falta de sueño. Entonces aunque sea lo último que te apetezca, sal a caminar, da un paseo y tu cuerpo se reactivará de nuevo, y más si hace buen día ya que la combinación de aire fresco, luz del sol y ejercicio te ayudarán a activarte y hacer que las siguientes horas de la tarde sean mucho más productivas.

10. No alteres tus horarios por un mal sueño

Lo más normal es que después de una mala noche de sueño tengas la tentación de dormir toda la tarde, o de levantarte tarde al día siguiente. Pero esto sólo provocará alteraciones de sueño, por lo tanto no trates de ir compensando el sueño, sino que debes seguir tu rutina diaria habitual y centrarte en acostarte pronto y dormir tus 8 horas, levantándote con tiempo por la mañana para activarte y comenzar el día con energía.

Bueno estos son los 10 consejos que os dejo para combatir una mala noche de sueño, espero que os hayan gustado y no os quedéis sólo con eso, sino que los pongáis en práctica, y los compartáis con vuestros amigo/as y recordar MANTENEOS ACTIVOS !

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s